16 abr. 2017

Individualistas


Dicen que el ser humano es egoísta por naturaleza.

Si hoy en día la ciencia ya no es más darwinista, es porque reducir las actitudes y comportamientos de la humanidad al evolucionismo y al naturalismo de "es un instinto" demostró ser erróneo. Lo "instintivo" de las personas ya no es válido para explicarnos social, política y culturalmente. Si fuéramos egoístas por naturaleza, entonces no existiría la solidaridad. Y para argumentar, si el ser humano fuera individualista por naturaleza, jamás se hubiera agrupado (histórica y socialmente) para sobrevivir.

El ser humano no existió para ser solitario y exclusivo, sino que existe para vivir en sociedad. Esa es la condición de humanidad.

No se puede justificar que alguien no quiera ayudar a otra persona porque "es natural que sea así de egoísta". Esa actitud está condicionada por un montón de cosas más que hacen que aquel tome tal decisión, no es una mera cuestión innata. 

El ser humano es un ser cultural; por lo tanto, que una persona pase de largo indiferentemente frente a alguien que (por ejemplo) está durmiendo en el piso de la vereda, no significa que lo haga porque es lo normal... sino todo el mundo sería indiferente frente a las injusticias sociales. 
Por el contrario, hay gente que cuando ve algo así le duele, le mueve algo por dentro. También están quienes se detienen a ayudarlo... o simplemente entienden que la pobreza es un problema político y no natural.

Lo único natural en este mundo es la naturaleza, donde todo se explica por reglas, instintos... ciclos. No está atravesada por la historia ni produce historia, es el ser humano el causante y productor de la misma mediante su intervención en ella. Somos habitantes e interventores, es la naturaleza la que nos permite vivir. Luego está lo político y cultural que nos permite organizarnos socialmente.

Natural es comer y respirar. Todo lo demás está condicionado por nuestra cultura... que a la vez esta responde y está arraigada al sistema social en el que vivimos. Por lo tanto, si queremos una sociedad menos individualista, nuestra tarea debe ser cambiar de régimen social.

2 comentarios:

  1. Aunque vivimos en sociedad creo que en ciertos aspectos si podemos llegar a ser un poco egoístas, aunque esta condicionado por la sociedad, como en lo de querer siempre ascender, es algo que nos han condicionado.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Tuve que leer varias veces la entrada para reflexionarla mejor. Creo que no somos egoístas sino que nos acostumbramos a no meternos en la vida del otro porque es "muy complicado". Y si, es complicado ayudar porque es muy relativo, y a veces no es tan simple como parece e implica meternos aunque sea unos segundos en la vida del otro. No todos necesitamos las mismas cosas, creo que lo más importante para no ser egoístas es aprender a escuchar al otro y aceptar si nos equivocamos. Cuando vivimos en sociedad a veces nos lastiman ciertas cosas y tendemos a cerrarnos en nosotros mismos, en vez de solucionar las cosas.
    Medité mucho sobre esto en estos meses, creo que este es el momento de mi vida que tengo que preguntarme desde dónde quiero cambiar el mundo y sus injusticias, cuál es mi lugar, en qué soy buena y entrar en conflicto. Pero se que la mayoría de los de mi edad solo piensan en dinero y cómo lo van a conseguir. Cuando uno intenta de ayudar también entra en conflicto con sus propios problemas, por eso siempre va a ser más fácil no hacer nada.

    Creo que hay que enseñar a la sociedad a escuchar, a preguntarse.
    Justo hoy un señor me pedía que le comprara algo y no tenía para darle mucho, las cosas están muy caras :c le di lo que pude para que comiera y me dijo que era asmático. Pensé que me estaba mintiendo para que le diera mucha plata y lo mire, me mostró el remedio vacío. Enseguida empecé a buscar en mi mochila, el señor me seguía pidiendo que se lo comprara y no entendía que estaba haciendo. Saque el remedio que tengo porque soy asmática y se lo di, ni siquiera se me paso por la cabeza no dárselo. El señor me agradeció y ni siquiera me importo recibir las gracias, no lo hacia para recibir nada, simplemente lo ayude, no veía razón para no hacerlo.
    Creo que a veces es miedo a que el otro nos haga daño y desconfiamos de los demás, pero si escuchamos atentamente tal vez podemos ayudarlo de alguna forma. Noto mucha desconfianza hoy en día, hasta a veces es difícil hablar con otros, todos vivimos muy "en la nuestra". Agradezco haberme parado a escucharlo y no haberle dicho que no de una, no tenía mucho para darle, pero él necesitaba algo que yo daba por sentado, mi papa siempre me trae el remedio del asma, ni siquiera se me pasa por la cabeza que hay personas que no tienen esta posibilidad. Todo depende de escuchar y acompañar al otro, aunque sea saludarlo, decirle gracias, hasta luego, ignorarlos está mal. Aunque no tengamos nada para darle, escuchemos que necesitan, tal vez podemos ayudar en lo que menos pensamos.
    Qué bueno que volviste Aylu, siempre haciéndome reflexionar sobre todo :D Muchos abrazos

    ResponderEliminar