15 abr. 2016

Crónicas universitarias: ser estudiante de sociales

La semana pasada, la profesora de Derecho a la Información, entró al aula y dijo: "saquen una hoja y escriban cómo se imaginan una sociedad sin Estado". Todos abrimos grandes los ojos e intercambiamos miradas de sorpresa. Nadie se lo esperaba, mucho menos alguno se sentó a imaginarse una sociedad sin Estado, ¿acaso alguien se pone a pensar sobre lo que no existe?

Al principio me quedé en blanco. Después pensé y se me ocurrieron dos tipos de sociedades: una con Estado, y la otra sin Estado. Me sentí insatisfecha cuando plasmé mis pensamientos sobre el papel, pensé que me iba a salir algo más que cuatro simples líneas. Lo entregué, si estaba mal no me iba a importar, total la consigna era "imaginar".
El martes, cuando ella volvió para darnos clase, dijo que había leído todas las respuestas y que quería hacer una devolución. "Quiero empezar con una persona... ¿quién es Aylén Fuente?" Dijo y miró al vacío, esperando una señal. En ese momento, insegura de mí misma, insegura de lo que me iba a decir y de lo que yo misma había escrito, levanto la mano y digo, aceptando el peor de mis pensamientos: "yo..."
La profesora me miró y sonrió, a mí me temblaban las manos como tonta. "Aylén, qué bien que escribís. Se sintió que lo hiciste sin miedo, de una manera directa y sin importar cuál es mi ideología" —ponele que me dijo algo parecido, porque estaba tan bloqueada que a penas recuerdo sus palabras—. Desde ese momento, me sentí menos tonta al escribir sobre nosotros... sobre la sociedad.

Y sí, a veces me siento de esa forma haciéndolo, a excepción de cuando me pongo a filosofar: en la parada del bondi, mientras viajo y escucho música, mientras viajo en el tren y leo los apuntes, cuando camino por la calle, cuando estoy en la facultad... cuando nos observo como sociedad.
¿Qué somos? ¿Qué nos pasa? ¿Por qué somos así? ¿Por qué tan iguales y tan distintos?
Pensar como nosotros en conjunto, no me da tanto miedo después de todo.


Y hay días en los que la paso mal viajando en hora pico en el bondi o en el tren para ir a la facultad, toda apretada al lado de uno que se está bajando una botella de cerveza y no deja de mirarme. Y hay días en los que entablo una conversación divertida con un viejito porteño en la parada del 60 y me hace creer que hablar con extraños no es tan malo después de todo; o hay días en los que le dejo mi paquete de galletitas a un señor que duerme en la calle, o hay días en los que un nene me sonríe y se esconde en las piernas de su abuelo. Hay días en los que leyendo los apuntes de antropología, sobre las igualdades y las diferencias entre seres humanos, mientras viajo en el 100, se sube un señor con nariz de payaso, nos hace reír a todos y nos regala un chupetín a cada uno. Sí... hay días en los que la paso mal y hay días en los que disfruto comunicarme con desconocidos.

La profesora tenía razón al decir que no tuve miedo al escribir. Es verdad, no tengo miedo de escribir,  tampoco de filosofar, de preguntarme ni de responderme, de observarnos como sociedad, de tratar de entendernos y de intentar encontrar la clave para que día a día seamos un poquito mejor. Quisiera viajar al pasado y decirle a la Aylu chiquita: "estoy tan orgullosa de vos... hacé eso que querés hacer, hacelo. Escribí. Escribí todos los cuentos, todos esos pensamientos, todas esas novelas y esos relatos y no tengas miedo de leerlos en voz alta en clase. Y seguí pensando así, yo sé que la gente, la sociedad en sí, te asusta; pero es lo que vos mañana vas a elegir para mejorar. No importa si ahora tenés miedo, porque te aseguro, que mañana ya no lo vas a tener".

Por algo hoy soy estudiante de sociales, por algo escribo todo esto... no sé; ni siquiera sé por qué estoy haciéndolo, fue algo que me nació de repente.
Hoy cuando les cuento a la gente que conozco, que voy a empezar a dar clases de apoyo a unos nenes de primaria  que asisten a un comedor comunitario y viven en las villas, me preguntan: "¿Eso no es peligroso? ¿No tenés miedo?"
Miedo me da no hacer nada, miedo me da que algún día en mi vida, la sociedad me deje de importar. Que nuestro bienestar, como comunidad, me deje de interesar. Y sí, a veces me siento desprotegida en el espacio público, a veces me siento insegura viajando entre tantos desconocidos... y aún peor es acordarme de las recomendaciones de mi familia: "Aylén cuidá tu celular, llevá la mochila adelante, no vayas por tal lugar, no camines sola por Constitución..." que me hacen sentir confundida al querer cuidarme de la sociedad y a la vez querer analizarla y cambiarla. 

Me tocó ser mujer, idealista y estudiante de sociales. Me tocó tenernos miedo (ya no), me tocó admirarnos y odiarnos, también desilusionarme de nosotros mismos. Me tocó querer mejorarnos.

¿Qué sería de mí si fuera alguien a la que no le importara nada? ¿Estaría escribiendo? ¿Estaría desobedeciendo a mamá cuando me dijo que no me meta en el proyecto de Barrio Adentro y que no estudiara esta carrera? ¿Tendría un blog? ¿Me habría imaginado a una sociedad sin Estado? ¿Qué me hubiera dicho la profesora de Derecho, si yo no hubiese escrito eso? ¿Sería estudiante de sociales?

A veces me pongo a pensar y llego a la conclusión de que ser estudiante de sociales no es leer cinco kilos de textos por día, que hablan sobre la sociedad, sobre la cultura y la política. Ser estudiante de sociales es muchísimo más que eso. Es el querer ver la realidad, el querer conocernos más, el querer cambiarnos. Porque nos interesa, porque lo elegimos y porque a pesar de ser tildados como los que estudiamos "lo más fácil", estamos acá enfrentando la más triste realidad que es el estudiar a la sociedad. Porque les aseguro que no hay nada más complejo que nosotros mismos en conjunto, tan inestables y desordenados, tan iguales, tan diversos y cambiantes.

Cuéntenme, ¿qué se siente ser estudiante de artes, de medicina, de económicas, de ciencias exactas, etc? Yo ya les conté que se siente ser estudiante de sociales.


21 comentarios:

  1. mmm...odio cuando las profes hacen eso aajaja a todo el que escribe sin miedo le paso alguna vez, una profesora una vez con un trabajo de fin de año sobre cómo la pase en la materia me confesó que lloró al terminarlo. Eh...es díficil la sociedad y me sentí muy identificada con las cosas que rescataste de viajar en bondi, creo que he estado en todas esas situaciones y las apreció mucho. Es increíble pensar que cuántas personas compartimos el transporte todos los días. Ahora que yo voy a ciudad universitaria me pasa que hablo con todo el mundo, pero porque es decisión mía y no me siento incómoda hablando con extraños, al menos que no tenga más que decir. Pero me gustaría que en la ciudad no fueramos tan fríos o desinteresados el uno con el otro, sería más lindo viajar de esa forma. Hoy más de 4 bondis no me pararon y uno estaba vacío al fondo, pero la gente está en su mundo, no va pensando que si no se mueve hay gente que no va a poder subir y se va a quedar esperando, así de desinteresados vivimos día a día.
    Me gusto tu entrada, pero le falta algo: lo que escribisteeeee... ajajajaaj me quede intrigada hasta el final pensando, lo va a escribir, lo va a poner seguro al final. Y no...
    Otra cosa, reflexionando me doy cuenta que es genial no tener miedo al escribir, pero la escritura es como algo que sale dentro nuestro, algo que no se puede fingir, creo que por eso cuando una profe destaca algo mío o cualquier persona, ni yo reconozco esas palabras. ¿Por qué? será porque salieron de muy dentro mío y no suelo expresar esas cosas ya que solo el papel me da esa libertad (en mi caso). En fin, qué bonita experiencia, yo tuve unas semanas horribles ajajajajaj en que tuve que acomodarme a cambios de horario y cambio de materias y profesores, un desastre. Y encima mi mala suerte no estuvo de mi lado, sin embargo la parte en que le decís a la pequeña Aylu que siga escribiendo es genial, me hizo sentir un poco mejor de estar estudiando lo que me gusta aajjaja Miles de abrazos, lástima que ya no viajo en el 60, nos cruzaríamos seguido aajajaj, igualmente de vez en cuando me lo tomo ajaajjaj :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja gracias Shas<3, y no creo que publique lo que escribí en la hoja, sino la entrada no tendría ese toque picante (?) ah.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me gusto mucho la entrada y me dejaste con ganas de saber que contestaste a la pregunta, jaja.
    La verdad es que veo lo que dices, la sociedad es compleja, si ya como individuos somos complicados, como conjunto lo somos mucho más.
    Yo estudio arquitectura y creo que lo que tiene es que comienzas a fijarte mucho más en los detalles, no solamente en los edificios o en los espacios, si no también en las personas, como actúan y cómo usan los espacios, no se, tal vez soy solo yo, jaja.
    Saludos, nos leemos pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ajá! Ahí está lo que siempre digo. Todas las carreras están relacionadas en algún aspecto con nosotros, ¡qué lindo... arquitectura! :)

      Eliminar
  3. ¡Muy bien mi chiquitina especial! Te felicito y estoy MUY orgullosa de vos. ¿Estas cursando con Delia al final? Me gustó mucho tu post, amo que reflexiones y que utilices este espacio, de verdad, así puedo leerte sin problemas :)

    Te mando un beso grande, tengo pendiente mandarte un ws pero ando colgadísima jajaja

    Un beso enorme

    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natiiiiiii<3 mil gracias a vos por bancarme siempre! Y sí, estoy cursando con Delia, como vos me recomendaste jaja pude engancharla justo! :)

      Eliminar
  4. Hola Aylén. Increíble entrada, me encantó.
    Tu reflexión sobre esta sociedad, tus sensaciones sobre el transporte público y el interactuar me tocaron la cabeza. También estoy en este lío de estudiar sociales, pero actuar con miedo hacia la sociedad, vivo esas mismas sugerencias de "llevá tu mochila para adelante" todos los días de mi vida y me siento en un juego constante del qué hacer y qué no. Porque es inseguro, porque es malo, porque es diferente. Al mismo tiempo debo dejar de ser ciudadana y ser un ente para poder analizarnos en conjunto. Es complejo, me derrite el cerebro más de una vez, me deja queriendo dormir y no saber más nada con esto. Pero luego me recuerdo, que como vos decís, durmiendo no voy a cambiar el mundo.
    Ahora yendo por otro lado, me encantó tu reflexión sobre el viajar hasta la facultad. Sufro mucho eso y a la vez, disfruto mucho las cosas buenas que conlleva. El otro día, sin ir más lejos, un vendedor de caramelos en el tren, pasaba diciendo "La bolsa de caramelos a diez pesos nada más, estos sí tienen subsidio del estado". Quizás parezca una pavada, pero me sacó una risa en un día donde estaba de lo más nerviosa porque había dos pibes tomando atrás de mi asiento y miraban de más a mi mochila.
    No sé, son anécdotas, pero la verdad es que comparto mucho con lo que dijiste, así que me quedo por acá, porque si tus entradas son así de interesantes, quiero seguirte leyendo. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Belén por leer! Qué lindo es encontrar a alguien más de sociales que lo piensa así. Un gusto compartir reflexiones con vos :)

      Eliminar
  5. Holaa:D muy buena entrada, muy bueno todo lo que dices, realmente me gusta mucho la manera en que te expresas y hablas de la sociedad, de lo que estudias, de todo. Gracias por compartir tus pensamientos:3

    Blessings.

    ResponderEliminar
  6. Desafortunadamente hoy en día muchas personas siguen teniendo miedo de exponer lo que realmente piensan, que bueno que decidiste ser completamente sincera :D Y si, aunque la gente piense que es muy fácil estudiar a la sociedad, no se dan cuenta del gran desafío que es. Pues estudio literatura, disfruto lo que hago porque no sólo es analizar el texto en sí, es analizar al autor y su contexto histórico-social, y antes no creía que pudiera ver todo eso en un libro. Si algo he aprendido en mi carrera es justo lo que acabas de exponer aquí, no tener miedo de decir lo que piensas y aunque a mí me cuesta todavía un poco hacerlo, poco a poco se pueden lograr cosas bonitas.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, la sociedad está implicada en todos los ámbitos. Es una cosa increíble jaja! Imposible entender a un autor si no analizamos su contexto histórico social!

      Eliminar
  7. ¡Hola Aylu!
    Me encanto el post, soy una fiel seguidora de tu blog a pesar de que no suelo hacer comentarios siempre estoy ahi esperando a que publiques algo.

    La forma en que te expresas es muy linda, no tenes miedo de dar tu opinion y que los demas no esten de acuerdo porque es tuya.

    Estoy en secundaria y la orientacion que elegí es Ciencias Sociales y Humanidades y me está encantando.
    No puedo estar más de acuerdo con tu frase final, estudiar la sociedad e intentar mejorarla es lo más dificil y necesario que tenemos.

    Un beso,
    Ceci.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó leer lo que escribiste. Incluso me dieron un poco de ganas de estudiar sociales jaja. Se puede ver en cada linea el amor que tenes por tu carrera y por escribir. La verdad disfruté de leer este post.Y por momentos me sentí identificada.
    Yo estoy estudiando una carrera exacta, ingeniería exactamente. Me encanta. La disfruto, a pesar de sus profesores y de las materias que no parecen adecuadas a mi orientación.
    Saludos.

    http://obsesionliterariareal.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post.
    Esta bien escribir reflexiones, es como quitarse un peso de encima

    ResponderEliminar
  10. Hola!! Me gustó mucho esta entrada. Quizás porque no suelo frecuentar esta clase de blogs, con experiencias personales, pero la tuya tiene mucha reflexión y planteos que me vi obligada a hacerme mientras la leía.
    Te felicito por lo que estudias, y por tu condición humana. Vas a ser una excelente profesional :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Me uno a tu blog, me encantó tu entrada y te deseo el mayor de los éxitos en tu carrera profesional. Saludos, nos estamos leyendo. http://mividaenprogreso.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  12. Hola Aylen! Cómo estás?
    Me re entretuve leyendo tu entrada... Tu profesora tiene razón en que escribís muy bien :) Me pasó la semana pasada, en mi clase de inglés, que estábamos discutiendo ciertos temas sobre la música, más que nada sobre la influencia que tiene ésta en la sociedad. En eso, salió el tema de que sería el mundo sin música... y te juro que quedé tildado. Hace varios días que tengo la mente abocada a eso y me es imposible imaginar que la música ya no existiese. Por eso, me gustaría ver que escribiste vos para tu profesora... me interesa :)
    Te digo que se nota a simple vista que esto que haces es lo tuyo, tu pasión. Es muy admirable tu actitud si te soy sincero :) Yo terminó la secundaria el año que viene y no tengo la más pálida idea de lo que puedo dedicarme por el resto de mi vida. Quiero hacer algo que me despierte lo mismo que te pasa a vos con sociales... Pero por ahora estoy muy desorientado. Es como si no hubiese nada que me llamara la atención :( Si tenes algún consejo, soy todo oídos.
    Un beso enorme Aylu! Seguí así :D

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Aylen!
    Estoy de acuerdo con tu profe, leerte es un placer.
    Primero que nada déjame felicitarte. El encontrar gente con ganas de ayudar a mejorar la sociedad no es tan común y la verdad es muy reconfortante.
    Leo lo que escribís sobre tu carrera y me doy cuenta que amas lo que haces, así que también voy a felicitarte por eso. Estudiar lo que uno ama siempre es la mejor elección, por más difícil que parezca.
    Yo en este momento empecé el cbc para Ingeniería en informática, que a pesar de que me encanta, mi sueño es ser programadora de videojuegos (que planeo estudiar en algún momento).
    Creo que ese sueño es porque amo contar historias, y como es una de las plataformas que más disfruto después de leer, se convirtió en mi meta. Siempre tuve el objetivo de ir más allá de crear un simple entretenimiento, siempre quise poder contar algo, dejar una enseñanza, algo que ayude a ver las cosas desde otra perspectiva.
    Suerte con tu carrera, y seguí así que vas bastante bien :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  14. Che boluda (ah re la manera de empezar a comentar) creo que estamos conectadas, porque volví (ohhhh, reaparecí, viste?) y escribi un post sobre algo...digamos, "social" y vengo acá y leo esto. Amo fuerte a tus cronicas universitarias, y lo que te pasa tambien me pasa a mi. Mas de una vez tuve miedo, mucho miedo en los bondis o en el tren ,y otras veces me encanta porque pasan cosas o charlas con gente y todo se vuelve hermoso. Te felicito porque te felicitaron. Y porque no tenes miedo, ni de escribir, ni de filosofar, ni de meterte en sociales, ni de la sociedad. Creo que si un dia nos deja importar el otro, si absolutamente TODOS nos volvemos completamente indiferentes, ahí vamos a desaparecer. No hay nada más triste que alguien a quien no le importa nada.
    Te mando un beso Aylu.

    ResponderEliminar