18 dic. 2014

Películas: Lucy - Reseña de la película

Lucy

Ficha técnica

Dirección: Luc Besson
Producción: Virginie Silla
Guion: Luc Besson
Género: Ciencia ficción, Acción
Reparto: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Choi Min-sik
País: Francia
Duración: 89 minutos
Estreno: 22 de agosto del 2014
Música: Éric Serra
Fotografía: Thierry Arbogast
Montaje: Luc Besson
Productora: Universal Pictures
Clasificación: +16






Sinopsis

Johansson da vida a una mujer obligada a ejercer de "mula" para una mafia coreana que pretende introducir una potente droga de diseño en bolsas de kilo en su abdomen que al reventar provoca en ella unas habilidades tanto físicas como psíquicas. Lo sorprendente es que, en lugar de ir directo al hospital, las drogas le otorgan una serie de poderes sobrehumanos tales como telequinesis, la cancelación de dolor, la habilidad de absorber el conocimiento de forma instantánea y una velocidad espectacular; poderes que, inevitablemente, cambiarán su vida para siempre, convirtiendo a Lucy en un ser humano que poco a poco fue aumentando su capacidad cerebral al 100% y algo más.

Trailer 



Opinión
-¿Hola?
-Mamá.
-¡Hola Lucy! Mi amor, qué gusto me da escucharte... ¿pero qué hora es por allá?
-No lo sé, es de noche.
-Dame un segundo, déjame cortar la otra llamada... ya vine. ¿No estás de fiesta todos los días, verdad? Me prometiste que te ibas a cuidar.
-Me estoy esforzando mamá, estoy tratando.
-Bueno, gracias por llamar así de la nada. A tu padre le va a doler no haber estado; no ha vuelto del gimnasio, deberías llamarnos en la mañana.
-Mamá...
-¿Sí?
-Puedo sentirlo todo.
-¿De qué hablas hija?
-El espacio... el aire... las vibraciones, las personas, puedo sentir la gravedad, puedo sentir la rotación de la tierra, el calor que emana mi cuerpo, mi sangre en las venas, puedo sentir mi cerebro, las partes profundas de mi memoria.
-Hija, la conexión está mal, no te escucho muy bien, ¿qué dijiste de la memoria?
-El dolor en mi boca, de cuando tenía frenos. Y puedo recordar cómo se sentía tu mano en mi frente cuando tenía fiebre, también recuerdo acariciar al gato, era suave.
-¿El gato? ¿Qué gato hija?
-El siamés de ojos azules y la cola rota.
-Hija, no puedes acordarte de eso, a penas tenías un año.
-Puedo recordar tu leche materna en mi boca, la habitación, el líquido...
-Hija, ¿de qué estás hablando?
-Sólo quiero decirte que te amo mamá, y a papá.
-Hija...
-Y quiero agradecerte por, los miles de besos que aún puedo sentir en mi cara... te amo mamá.
-Yo también te amo mi cielo, más que a nada en el mundo.


El impulso de sentarme a ver ésta película fue desinteresado, ni siquiera me había preocupado por saber de qué trataba, sólo sé que le puse play y me encantó. No voy a negar que la vi principalmente porque actuaba Scarlett, porque admiro demasiado a ésta actriz, así que ya saben.
La película es de género acción y ciencia ficción (combinación perfecta), se centra en la actualidad y casi podría confundírsela con la realidad, salvo por esa mezcla homogénea de ficción más ciencia, que trata sobre un tema muy interesante al que muchos conocen como el mito del 10% del cerebro, una creencia popular muy extendida que afirma que la mayoría o todos los seres humanos utilizamos solamente el 10 por ciento de nuestro cerebro. Por asociación, a menudo se sugiere que mediante algunos procesos una persona puede ser capaz de aprovechar ese potencial no utilizado y que, al hacerlo, se produce un aumento significativo de su inteligencia.
El principio de la película fue totalmente mundano a lo que es luego en las próximas escenas; tiene entre éstas una combinación extraña pero acertada de metáforas, teorías y ciencia, algo que no muchas tienen y en especial las de acción. Nada pero nada de lo que sucede es previsto, y esa originalidad suma puntos.
Me gustaron los efectos, tengo que admitirlo, aunque siempre pueden ser mejores. Y la música, esa que siempre está acompañando absolutamente todo lo que vemos y ayuda a estimular nuestra concentración y emociones durante el filme, fue la ideal. ¡Ah, y cómo olvidarme! Lo que más disfruté fue del guion, fue como comer la parte más rica de la torta.


Lucy me gustó, no solo por todo lo que acabo de comentar, sino por esa pequeña incentivación que te deja después de verla, esas ganas de ponerse a pensar sobre el mundo, sobre nuestro origen, sobre la inteligencia, la historia y todo lo que podríamos hacer si realmente utilizáramos nuestro cerebro por completo, así como Lucy.
Scarlett no podría haber interpretado mejor a éste increíble personaje que te sorprende en cada segundo de esos inolvidables 89 minutos. Me refiero con inolvidables al hecho de que hay escenas tan sacadas de lugar y fuera de lo común –ojo, no veo a estas como puntos negativos, sino que afirmo que le dan el toque único a la película- que te dejan boquiabierto; no dejás de sorprenderte y decir: “guau, qué flashero”.


Calificación:

2 comentarios:

  1. Hola! me encantó tu reseña pero muchísimo neurólogos afirman que es mentira eso e que usamos solo el diez por ciento del cerebro, lo utilizamos todo, ess la energía de las neuronas lo que nos limita.
    Saluddilloss <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sisi, es cierto, investigué sobre el tema ya que me interesaba bastante, y leí lo que dijiste. Pero bueno, la ciencia ficción en las películas es lo más. Besos :)

      Eliminar